La minera canadiense Barrick Gold reconoció nuevos derrames de agua cianurada en Veladero.  Manifestantes reclaman explicaciones a las autoridades provinciales. Gran desconcierto por los daños provocados en poblaciones aledañas.

Se dio a conocer hoy un informe de la Barrick Gold en donde confirma un nuevo derrame de agua cianurada. El hecho se da a un año del desastre del vuelco de un millón de litros de agua con cianuro y la falta de reconocimiento por parte de la empresa.

A pesar de que desde la minera se informó que, por la magnitud del incidente, «no existe posibilidad de contaminación en cursos de agua», se recuerda que la misma hace un año atrás había negado el impacto del derrame, aún habiéndose producido severos daños en los cursos agua en poblaciones aledañas.

Hasta el momento, existe conmoción en la población y se vive una situación tensa, producto del desconocimiento de la magnitud del derrame y el posible daño en los cursos de agua que alimentan del departamento de Jáchal.

Agrupaciones ambientalistas volvieron a remarcar que la explotación en Veladero infringe gravemente la ley al estar ubicada en un área periglaciar ocasionando severas consecuencias al medio ambiente.