El croata se metió en su primera definición de Grand Slam al eliminar esta tarde al número tres del mundo por 6-3, 6-4 y 6-4 en la segunda semifinal del US Open. El lunes enfrentará a Kei Nishikori (11º), otro que jugará su primera final de un torneo grande luego de vencer a Novak Djokovic (1º) en cuatro sets.

El discípulo de Goran Ivanisevic borró al de Ivan Lendl gracias a su magnífica derecha, que le dio la tranquilidad para casi no mover los pies mientras Roger tenía que ir de un lago a otro, perdiendo cuando fue a la red más de la mitad de las veces (ganó 11 de 23). Mientras tanto el 16 del mundo de casi dos metros de altura estuvo intratable con su saque, consiguiendo 13 aces (una más que su rival) y 43 winners frente a 28.

Pero dejó un tanto que desear en errores no forzados (tuvo 23 frente a 17) y efectividad con el servicio, al finalizar con 56%, aunque compensó ganando el 87% de los puntos jugados con el primer saque (100% en el segundo set). Además pudo quebrarle al ganador de 17 Grand Slam en cuatro oportunidades, reponiéndose inmediatamente la única vez que perdió el servicio en el tercer set, y permitiendo dos break points en total.

Aunque parezca extraño, Rafael Nadal celebra este resultado porque, luego de lesión que le hizo perder 4000 puntos al no presentarse en Toronto, Cincinnati ni aquí, mantendrá el segundo puesto del ranking, que lo hubiera perdido si el suizo llegaba a la final. Marin, como el año pasado no había participado, se aseguró llegar hasta el puesto diez si es que pierde el lunes, y será el ocho del mundo si es que se consagra, lo que sería su mejor posición en la clasificación luego de haber sido el número nueve en 2010.

La de hoy era la segunda semifinal que jugaba el croata, ya que en el Australian Open 2010 había perdido con Andy Murray. Su mejor registro aquí había sido los cuartos de final de 2009 y 2012, instancia a donde también había llegado en el último Roland Garros.

Esta fue la primera vez que le pudo ganar al ex número uno luego de cinco enfrentamientos, cuatro de ellos en cemento y habiéndole podido robar solo dos sets hasta el momento. El campeón en Zagreb y Delray Beach consiguió su tercera victoria sobre un Top Ten en la temporada luego de lo hecho frente a Murray en Rotterdam y Toma Berdych en Wimbledon.

Nishikori, que había vencido más temprano al número uno del mundo por 6-4, 1-6, 7-6(4) y 6-3, lidera el historial ante el otro finalista por 5-2, habiendo ganado las últimas tres veces. Este año se enfrentaron en Brisbane y Barcelona (único antecedente fuera de cemento), y en el US Open ganó el japonés en 2010 pero Cilic se tomó revancha en 2012.

Mañana a las 15hs será la final femenina entre Serena Williams (1º), que eliminó a Ekaterina Makarova (18º) por 6-1 y 6-3, ante Caroline Wozniacki (11º), quien dejó en el camino a Shua Pen (39º) por 7-6(1), 4-3 y retiro. 8-1 lidera el historial la norteamericana, que ganó 17 Grand Slams, cinco de ellos aquí, mientras que la danesa tiene como mejor logro la final alcanzada en este torneo en 2009.