El oficialismo planteó la reforma a la ley de Abastecimiento, después de largos debates y modificaciones, el próximo miércoles buscarán convertirtlo en ley. Cuales son los puntos principales para comprenderlo.

  • Se desea establecer un marco regulatorio para las relaciones de producción, construcción, procesamiento, comercio y consumo, específicamente para controlar que el precio final de los productos no crezca de forma desemedia e injustificada, y que ante cualquier irregularidad en la distribución de productos que pueda generar escasez, el Estado tenga herramientas para intervenir.
  • Dentro de las modificaciones al proyecto original, se exceptúan de la ley a las PYME que no tengan un rol central en el rubro en el que trabajan.
  • Solamente se podrán allanar a las empresas que infrinjan las normas si existe un aval judicial que lo permita. Lo mismo si se desea clausurar de forma temportal a la empresa.
  • También otorga al Estado la posibilidad de solicitar informes de gastos y ganancias a las empresas, y en caso de no estar generando ganancias, las mismas pueden solicitar un resarcimiento al gobierno. Esto sería con el fin de no cerrar fábricas o parar la producción.

Este proyecto ha sido rechazado por distintos sectores de la oposición, cámaras empresarias y agropecuarias. Entre las principales críticas, alegan que esta reforma podría desincentivar la inversión y bajar la competitividad.

Por otra parte desde el oficialismo y distintos aliados, aseguran que la intención es la contraria, y que buscan proteger al consumidor y a las industrias por igual.

Jessica Martinez