Los Cavaliers lo vencieron 114-111 como local y dejaron la serie 3-0 en la Conferencia Este. Nuevamente la figura indiscutida fue LeBron James con 37 puntos, 13 asistencias y 18 rebotes, para quedar a una victoria del pase a la instancia decisiva.

La temporada no había empezado bien para Cleveland el año pasado y muchos sentenciaron que el retorno del rey era lo menos propicio luego de las brillantes temporada en Miami Heat. Sin embargo James fue calentado motores de a poco y no le importó las lesiones del brasileño Anderson Varejão, la de Kevin Love o incluso la ausencia en esta noche de Kyrie Irving para ser el dueño y artífice de otro triunfazo.

Con parciales de 21-24, 27-25, 33-27, 23-28 y 10-7 el equipo conducido por David Blatt venció a los Hawks 114-111 con la enorme figura de LeBron James que anotó 37 puntos, 13 asistencias y 18 rebotes (encestó los últimos 5 puntos en el suplementario), seguido del también buen aporte de J.R. Smith (17 puntos y 10 rebotes).

En el lado de Atlanta el máximo anotador fue el base Jeff Teague con 30 puntos e incluso le pudo haber dado la victoria cuando estaban 104 iguales pero falló el triple donde decisivo y fueron al suplementario donde posteriormente Shelvin Mack erró el tiro de tres puntos que lo hubiese dado otro tiempo extra.

Ahora los Cavaliers tienen la serie del Este 3-0 y de ganar el martes nuevamente en el Quicken Loans Arena, pasaran a la final como en 2007 (perdió 4-0 con San Antonio) teniendo que enfrentar a Golden State Warriors o Houston Rockets (lideran los de California 3-0) en busca de su primer anillo y la quinta final consecutiva para James.