La medida regirá desde el lunes como consecuencia de la no aplicación de la ley de regulación del sector.

Desde el próximo lunes, clínicas y sanatorios privados de atención ambulatoria cobrarán un copago a socios de medicina prepaga como producto de la “no aplicación” de la ley de Regulación de las Entidades de Medicina Prepaga.

La medida fue anunciada por las entidades agrupadas en ADECRA, ADEMP, ACAMI, CEMPRA, CEDIM, CIMARA, FEM, FEMECA y FAOSDIR, quienes hasta entonces venían analizando la posibilidad de presentación de recursos judiciales en contra del último aumento de aranceles otorgados por el Gobierno.

La iniciativa servirá para que dichas entidades puedan hacer frente a la suba de sus gastos, pese a que los propios afiliados a servicios privados de salud ya vienen sufriendo las consecuencias de los aumentos de las mismas prestadoras.