La cadena de noticias CN23, de los empresarios kirchneristas Cristóbal López, Fabián de Sousa y Sergio Szpolski, dejó de emitir programas en vivo y sus 100 empleados se declararon en «estado de asamblea permanente», ante el cierre de su fuente laboral.

La empresa planea que este mes se vayan 80 periodistas, productores y técnicos de CN23; y que unos 20 se trasladen a la cadena de noticias C5N, que también es del mismo grupo empresario (Grupo Indalo).

El gerente de Recursos Humanos, Fabián Mazzeo, les envió esta mañana un comunicado a todos los empleados de CN23, donde les informó que está abierto un «plan de retiros voluntarios», a partir del próximo lunes 10.

Es que el 1 de agosto el canal se va a reconvertir en «una señal de contenido exclusivo con ‘programas envasados o enlatados’, que se comercializarán y emitirán las 24 horas, siendo su contenido elaborado en forma externa», dijo en el comunicado el gerente del grupo de medios de López y De Sousa.

Sin embargo, los empleados resolvieron no hacer más programas en vivo. «Esto es un desastre, estamos tristes y angustiados, porque el año pasado habían echado a otros 100 empleados del canal y habían relanzado la programación», dijo uno de los periodistas que todavía trabaja en CN23. Y agregó: «Hicimos una asamblea, donde nos declaramos en estado de asamblea permanente».