El Ministerio de Salud de la Nación, junto al de Salud, Desarrollo Social y Deportes de Mendoza, firmó el convenio marco para la puesta en marcha de la Cobertura Universal de Salud, que se implementará en esa provincia desde marzo del año próximo, y que será la primera experiencia de este tipo en el país.

A través de la Cobertura Universal de Salud las personas sin obra social ni prepaga contarán con un carnet válido para todo el país, su historia clínica digital y el acceso gratuito a los medicamentos esenciales.

«La idea es financiar una cobertura de salud para quien no la tenga», explicó el secretario de Políticas, Regulación e Institutos del Ministerio de Salud de la Nación, Eduardo Munin, quien explicó que «esto también es el inicio de un ordenamiento de todo el sistema de salud de la Argentina».

Además, el funcionario nacional adelantó que se incluirán los medicamentos oncológicos, en base a los protocolos y al asesoramiento del Instituto Nacional del Cáncer, como así también los tratamientos de alto costo y de baja incidencia que suelen corresponder a las llamadas enfermedades extrañas.

«Nuestra primera obligación es cubrir al que no tiene seguridad, al más desposeído, al más vulnerable, que es una política tanto provincial como nacional», aseguró Rubén Giacchi, a cargo del ministerio mendocino.

El funcionario sostuvo, asimismo, que el nuevo sistema abarcará a alrededor de un 35 por ciento del total de la población de la provincia, unas 600 mil personas, que tiene trabajo informal o carece de algún tipo de cobertura.