Comienza el juicio oral por el crimen de Araceli Ramos

Walter Vinader, ex suboficial de Prefectura Naval, será juzgado hoy por asesinar a Araceli Ramos, la joven oriunda de Loma Hermosa que había sido citada por el propio Vinader para una entrevista laboral y fue hallada muerta 12 días después. Además, es acusado por la desaparición de una anciana.

Este martes comenzará el juicio por el secuestro y asesinato de Araceli Ramos, la joven de 19, del cual es sospechado un ex integrante de la Prefectura Naval, el suboficial Walter Vinader.

La madre de Araceli, Grisela González contó en las puertas de los tribunales de San Martín que su hija “dejó todo para encontrar a su asesino, el ADN debajo de las uñas y la dirección. Moví cielo y tierra para encontrarla, lo hice y también a su asesino. Las pruebas están arriba de la mesa».

También se descargó contra la policía: «Cuando fui a la comisaría me tomaron de «boluda», me dijeron que tenían que pasar 48 horas, que se debía haber ido con un noviecito y que la buscara en un hospital. Si no hubiera sido por los medios, esto no se hubiera sabido»

«Está acreditada la materialidad del hecho y la participación y la autoría por parte de Vinader. Las pruebas son muchísimas» dijo el abogado Víctor Varone, abogado de la familia Ramos junto a Gabriel Iezzi, Ana Laura Palmucci y Christian Poletti.

Y agregó: «El ponía un cebo, que en este caso era un trabajo, una oferta laboral interesante. Una vez que la tenía debajo de su dominio, simplemente las asesinaba»

Araceli Ramos salió de su casa ubicada en el barrio de Loma Hermosa, partido de Tres de Febrero, el 30 de septiembre de 2013 para presentarse a una supuesta entrevista laboral. Antes de salir, dejó una nota para comunicarle a la madre con la dirección a donde se dirigía: Puán 3754, en Caseros. Sin embargo, la estudiante de 19 años nunca regresó.

Fue encontrada muerta 12 días más tarde en Villa Madero, con signos de estrangulamiento y un golpe muy fuerte en la cabeza. Por la investigación policial, fue detenido Walter Vinader, acusado también de la desaparición de Aída Amoroso una anciana de 80 años que vivía en la vivienda a la que fue citada la joven para la supuesta entrevista.