El Bicampeón de la Eurocopa igualó 0-0 como visitante en Cluj en el único partido destacado de la jornada en el viejo continente. No puso lo mejor en cancha y ambos se siguen preparando para la competición de selecciones que comienza cerca de los dos meses en Francia.

Se acerca la Eurocopa de Francia 2016 y uno de los candidatos firmes a retener el trofeo como España, se dio el lujo de probar futbolistas que aun no siendo habituales titulares son de elite, igualando con un equipo duro como el rumano.

El comienzo fue vertiginoso para los dirigidos por Anghel Iordanescu, presionando bien arriba con la habilidad del volante Adrian Popa que a los siete minutos avisó con un remate cruzado que se fue cerca.

La visita contestó inmediatamente gracias a la individualidad de sus futbolistas y creó una gran chance de gol. El hombre del Manchester City David Silva alcanzó a tocar hacia Pedro Rodríguez, pero el delantero del Chelsea se topó con el arquero Ciprian Tătărușanu.

El bicampeón de la Eurocopa se acomodó en lo territorial en más de un 70% aunque no encontró química entre los creadores de juego como Silva, apelando al desequilibrio de sus delanteros muy aislados sobre todo con un Paco Alcácer intentando tiros lejanos.

Aun sin tener tanto la posesión, los locales cada vez que se lo propusieron agarraron mal parada una defensa que titubeó de a ratos. Esta vez el delantero Bogdan Stancu aprovechó un rebote y le dio fuerte ante la enorme respuesta de Iker Casillas.

En la reanudación de la segunda mitad la escuadra de Vicente del Bosque realizó algunas modificaciones pero la más clara estuvo a cargo de un defensor. El central del Barcelona Gerard Piqué quedó frente al arquero aunque la falta de definición permitió la reacción de Tătărușanu en lo que fue un 0-0 en Cluj.

España lleva cinco amistosos sin ganar fuera de su casa y jamás ha ganado en suelo rumano tras cuatro enfrentamientos. Recién el 29 de mayo volverá a presentarse ante Bosnia y Herzegovina como local.

Rumania que viene de ganarle a Lituania 1-0, estira su racha a 14 encuentros sin caer y suma dos empates y dos triunfos ante el campeón del Mundial de Sudáfrica 2010. Georgia será su próximo rival el 3 de junio en Bucarest.