Las principales causas del sobrepeso son el sedentarismo y la alimentación inadecuada, además de ciertas enfermedades metabólicas y endocrinológicas.

Las consecuencias del sobrepeso pueden ser graves y afectar la calidad de vida de tu mascota e incluyen osteoartrosis y dolor articular, diabetes, problemas cardiovasculares, reducción de la capacidad pulmonar, hígado graso, y principalmente reducción de la esperanza de vida.

En cuanto a la alimentación, los requerimientos de nuestra mascota dependen de muchos factores como la especie, tamaño, edad, nivel de actividad, estado fisiológico (por ejemplo si está preñada, amamantando o castrada) y características del ambiente y estilo de vida. Por eso es necesario adecuar el nivel de calorías que consume tu mascota según sus propias características. Para esto, es crucial respetar la ración diaria recomendada por tu veterinario o las cantidades recomendadas según las tablas de racionamiento que se encuentran en las bolsas de alimento balanceado, según la edad, peso y nivel de actividad de tu mascota.

Otro punto importante en lo que respecta a la alimentación son los premios, sobras y recompensas. Lo más recomendable es evitar que tu mascota consuma sobras de comida o galletitas.

En cuanto al ejercicio, es recomendable que todos los perros puedan pasear al menos entre media hora y una hora por día y puedan jugar y liberar energía. Si bien los gatos no salen a pasear, el ejercicio también es muy importante para ellos y podemos fomentarlo mediante el juego, colocando en casa juguetes colgantes y superficies por donde puedan trepar y jugando activamente con ellos todos los días.

Consultá con tu veterinario para saber si tu mascota está en su peso ideal y poné en práctica estos consejos.