Otra serie basada en un comic – esta vez en uno más oscuro y sobre natural – llega a la pantalla chica, además con la difícil tarea de separarse de la película de 2005. A las 22hs comienza con un episodio doble.

La historia gira en torno a John Constantine (Matt Ryan de “Criminal Minds: Conducta sospechosa”), una suerte de detective que en vez de investigar homicidios mundanos se encarga de expulsar espíritus y entidades malignas de nuestro plano. Obviamente este trabajo lo deja marcado y lo convierte en alguien difícil con quien convivir, especialmente luego de sentir el constante remordimiento de haber perdido el alma de una niña en el infierno.

Junto a él estarán para ayudarlo su compañero inmortal Chas (Charles Halford) y Liv (Lucy Griffiths de “True blood”), a quien recluta en el primer episodio luego de que la buscaran unos demonios. También tiene gran importante las pequeñas apariciones del ángel Manny (Harold Perrineau de “Lost” y “Z Nation”), quien guía a Constantine, aunque éste no le hace demasiado caso.

El primer episodio – “Non est asylum” que fue visto por cuatro millones de personas en Estados Unidos – contó con la dirección de Neil Marshall, quien había trabajado en “Game of Thrones”, “Black sails” y que en cine había hecho “El descenso” y “Doomsday”.  Los creadores del show son Daniel Cerone, responsable de “The mentalist” y “Dexter”, programa que le valió la nominación a un Emmy en 2006, y David S. Goyer, quien en televisión había hecho “Da Vinci’s Demons”, “Flashforward” y “Blade: la serie”, pero además escribió los guiones de las tres películas del cazavampiros, la trilogía de Batman de Christopher Nolan, así también como “El hombre de acero” y “Batman/Superman: dawn of justice”.

Éstos se basaron en el comic “Hellblazer” que publicó DC Comics en 1988 y revitalizó entre 2005 y 2007. Estos libros fueron creados por Stephen R. Bissette y Alan Morre (el mismo de “V de Vendetta”, “Watchmen” y “Batman: The killing joke”).

“Constantine” tendrá la difícil tarea de instalarse en un mercado que ya tiene instalado a “Supernatural” y “Grimm” con historias oscuras, y que además presenta otras series basadas en comics como “Flash”, “Arrow”, “Gotham” y una más parecida como es “The walking dead”. Además la historia ya es un tanto conocida luego del flim protagonizado por Keanu Reeves y Rachel Weisz dirigido por Francis Lawrence (“Soy leyenda” y las dos últimas partes de “Los juegos del hambre”).