Una joven denunció haber sufrido un acto de discriminación en una de las confiterías más emblemáticas de Buenos Aires y convocó a una protesta que ya suma más de cuatro mil personas. Se expresarán el lunes próximo en la puerta del establecimiento.

La noticia se dio a conocer el pasado martes en las redes sociales cuando una joven de 25 años,  denunció haber sufrido un acto de discriminación en una de las confiterías emblemáticas de Buenos Aires y convocó a una protesta que ya tiene más de cuatro mil adherentes en las redes sociales. Se manifestarán el lunes próximo.

La denunciante identificada como Belén Arena, relató el incidente: “El lunes a las 23 estaba en La Biela, entró la chica con la que estoy saliendo, me contó un problema que tuvo con su mamá, y yo comencé a consolarla, la besé y la acaricié. Un mozo nos dijo que no podíamos estar así, que no era ubicado para el lugar. Fui a protestar al encargado. Le dije que al lado había una pareja heterosexual a los besos y me acusó de ridícula. Ahí nomás dije que iba a ir a la policía. Justo en el local había una mujer policía que me tomó la denuncia”.

Y agregó: «La cosa no terminó ahí: “La mujer policía me escuchó en la vereda, mientras de adentro nos prepoteaban los mozos y el encargado. El lugar estaba lleno y nadie se movió en solidaridad. Nadie. Salvo una chica que salió y me dijo que también era gay.”

Desde ese momento, Arena indicó que inició la contienda judicial, a la par que instó a la convocatoria para el lunes 5 de septiembre a las 20 horas en la puerta de La Biela, avenida Quintana 596: “Me estoy asesorando en el INADI a través de la comunidad LGBTI. Quiero que nos indemnicen. Es la cuarta vez que me pasa algo así, la primera en La Biela, y ya es algo personal. Soy artista y vengo trabajando con la temática gay”.

La convocatoria al denominado «tortazo» ya reunió a cuatro mil personas en las redes sociales. “Será como el tetazo, pero un tortazo, invitamos a todos a besarse delante de La Biela. Seguramente vallarán el lugar, pero tenemos derecho a protestar y a expresarnos por algo injusto”, concluyó la joven.