Al estilo Champions League, y “con el propósito de armonizar los calendarios de los torneos locales de cada país con las competencias continentales de clubes”, la Dirección de Competencias de la Conmebol anunció este martes algunas importantes modificaciones.

La Copa Libertadores de América, el torneo de clubes más importante del continente, ya no se jugará solo en el primer semestre del año. A partir del 2017, el calendario de competencia se extenderá de febrero a noviembre y se ampliará de 38 a 42 la cantidad de participantes. Igualmente, la final se disputará en partido único y en campo neutral, tal y como hace la UEFA con sus torneos continentales.

Esta decisión se tomó “después de un juicioso análisis de las necesidades y características propias del fútbol sudamericano”, según explicó el propio presidente de la CONMEBOL, Alejandro Domínguez, alegando que “por mucho tiempo, los clubes han tenido que elegir entre el campeonato local y los torneos continentales”, lo que “afecta la calidad de ambas competiciones”.

Sin embargo, como la Copa Sudamericana se disputará entre los meses de junio y diciembre, podría presentarse y igual o peor situación con aquellos clubes clasificados a la Sudamericana y que sigan en carrera en la Libertadores.

No solo tendrán doble o triple competencia sino que, en países como Brasil, podría ser cuádruple, pues además de los dos certámenes continentales, un club estaría jugando el campeonato Brasileño y la Copa de Brasil.

Si la primera modificación toma como ejemplo la Champions League, que se juega de junio a mayo, la segunda sigue los pasos de la Europa League, el segundo torneo de clubes más importante de Europa.

La Dirección de Competencias resolvió que diez de los mejores clubes que no logren clasificar a los octavos de final de la Libertadores, pasarán a jugar la Copa Sudamericana, tal y como hace la UEFA con los eliminados de la Champions.

Igualmente, los campeones de ambos torneos continentales, se adjudicarán el cupo directo a la fase de grupos de la Copa Libertadores del siguiente año.