El sistema va en contra de los procedimientos tradicionales en donde frutas y verduras quedan expuestas a la contaminación y proliferación de microorganismos que pueden ocasionar importantes daños en la salud.

Europa dio a conocer un innovador sistema para combatir la presencia de microorganismos en los procesos de limpieza de alimentos que no requieren del uso de productos químicos y reside en la activación del oxígeno del aire al permitir inactivar los microorganismos, de modo que estos no dañen a las frutas y hortalizas frescas.
 
Otra de las ventajas del nuevo procedimiento es que «disminuye la deshidratación de los productos, aumentando su vida útil, especialmente en la etapa de comercialización». De esta forma, «se transforma el aire en un eficiente vehículo de higienización y mejoramiento de los aspectos fisiológicos, lo que supone un gran avance en la descontaminación ambiental y la inocuidad de productos hortofrutícolas frescos de manera totalmente limpia».
 
El novedoso método, será  presentado por primera vez en Europa, durante la jornada que AINIA organizó para el 10 de Junio en torno a la Mejora de la Seguridad y Calidad Microbiológica de Alimentos Frescos dentro de su ciclo orientado a la temática de innovaciones.