Crece la venta de libre de medicamentos

Crece la venta de libre de medicamentos

Si bien no existen cifras oficiales, la compra libre de medicación se ve también potenciada por la publicidad que estimula a venderlos sin receta. 

La medicación de venta libre creció en los últimos años, frecuentemente apoyada por la difusión masiva de publicidad que aumenta su consumo.  «No hay dudas de que la publicidad sube el consumo de medicamentos de venta libre pero además los banaliza», indica Carlos Damin, director de Toxicología del Hospital Fernández y director de Fundartox. A partir de ello, existen varios proyectos de ley para prohibir la promoción de esos productos que pueden causar severos riesgos en la salud.

Según indicó la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), los medicamentos de venta libre subieron sus ventas en los últimos años. Si se comparan las unidades vendidas en el año 2000 (49.927.061) y en 2008 (133.500.296), el incremento fue del 167 por ciento. De 2008 a 2013, el aumento fue del 38%, aunque cayeron un 7,68% de 2013 a 2014.

«No hay dudas de que la publicidad sube el consumo de medicamentos de venta libre pero además los banaliza», explica Carlos Damin, director de Toxicología del Hospital Fernández y director de Fundartox,  y avisa: «Tomar un ibuprofeno cada seis horas puede generar riesgo cardíaco severo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), explicó en referencia al tema que los remedios de venta libre son «medicamentos para alivio o tratamiento de algún síntoma o afección menor que puede ser reconocido por el paciente y no requiere intervención del facultativo, que tengan amplia información y experiencia respecto de su seguridad y no supongan riesgos para el manejo directo». No obstante, los expertos coinciden en que “la gente cree que no hay ningún riesgo pero no es así: en dosis altas, el paracetamol o una aspirina pueden provocar la muerte».

Al respecto, advierten que «la vigilancia y control del uso racional de medicamentos debe ser más activa, inteligente, protectora del derecho a la salud. No se puede comprar en libre consumo un medicamento como se compra un producto de limpieza o un electrodoméstico».

Al problema se le suma otro dato de color ya que, según indicó la Cámara Argentina de Agencias de Medios, la industria farmacéutica incrementó sus gastos publicitarios un 46,7% durante el primer semestre de 2014 comparado con igual período del año anterior.

Finalmente, los expertos explican que el tema «debería regularse más porque es muy riesgoso que el dueño del laboratorio publicite efectos terapéuticos no comprobados o acciones casi mágicas para vender sus productos, con el solo hecho de presentar una declaración jurada», según indicaron.

,