La Policía allanó una vivienda en Pilar tras una denuncia por desaparición, buscaban a Miriam Kowalzcuk y su esposo, Ricardo Klein. Encontraron un cuerpo femenino descuartizado y quemado que pertenecería a Miriam de 50 años y siguen buscando el cadáver de su esposo.

Por el crimen fueron detenidos los hijastros de la pereja: Leandro Yamil Acosta, hijo de Miriam, y Karen Kleim, hija de Ricardo. Los investigadores sostienen la hipótesis de que los hijastros son los homicidas. Ambos se entregaron a la Policía.

Según los vecinos del barrio Leandro Yamil y Karen además de ser familiares por la relación de sus padres, eran novios.