En la primera movilización del año de la CGT contra el Gobierno de Mauricio Macri, se espera que circular por la Ciudad de Buenos Aires sea complejo y que los servicios de transporte se vean parcialmente afectados.

A pesar de que no se anunció formalmente cuál será el cronograma, desde diferentes sectores gremiales ligados al transporte explicaron que el servicio de trenes, colectivos y subtes sería similiar al que rige los domingos. Es decir, con menos frecuencia que un día de semana habitual.

Desde la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), tras una reunión de la que participó también Juan Carlos Schmid, integrante del triunvirato que dirige la CGT, se decidió adherirse a la marcha y se concentrarán en la esquina de Piedras e Independencia desde las 13.

En tanto, desde la Unión Tranviarios Automotor (UTA) también dijeron que se sumarán a la marcha y que por esto puede haber servicio limitado. Además, no descartan posibles «asambleas espontáneas», que podrían afectar parcialmente la actividad.

Qué otros servicios se pueden ver afectados: los hospitales por un paro de 48 horas que comenzó ayer en todo el país. Lo mismo pasa con los docentes que atravesarán hoy la segunda jornada de protesta.

En tanto, los bancarios se plegarán a la movilización pero garantizaron el servicio en las sucursales.