El cuidado del medio ambiente, es un tema que incluye la participación del mundo entero. La concientización sobre cómo debemos cuidarlo debería ser un tópico habitual en los ciudadanos; sin embargo, sólo unos pocos saben cómo ayudar.

Existen miles de actividades cotidianas que pueden ayudar a mejorar nuestro medio ambiente. Desde un cambio en el medio en el cual nos transportamos, cómo viajamos, la forma en que cocinamos, entre otros. Los ciudadanos deben reflexionar sobre temas como el calentamiento global, la deforestación, la disposición de agua, y de esta manera comprender los valores que sustentan a la sociedad.

Pero… ¿Qué es el medio ambiente?

El medio ambiente es un sistema formado por elementos naturales y artificiales que están interrelacionados y que son modificados por la acción humana. Trata del entorno que condiciona la forma de vida de la sociedad e incluye valores naturales, sociales y culturales que existen en un lugar y momento determinado.

La contaminación ambiental es definida como la presencia de agentes químicos, físicos o biológicos en el ambiente que pueden tener efectos nocivos sobre la seguridad y salud de los seres vivos. El problema más serio del medio ambiente es la contaminación, la misma puede tener distintos orígenes, ya sean por las industrias, la minería, o bien desechos de envases, entre otros.

¿Cómo ayudar a cuidar el medio ambiente?

Es necesario que todos los ciudadanos colaboren para cuidar el planeta; no es necesario ser activista o aportar enormes sumas de dinero para ayudar al medio ambiente, ya que desde pequeños cambios en la vida cotidiana se puede lograr un mundo más saludable. Algunos de éstos son:

Divulgar información sobre el cuidado del medio ambiente.

Utilizar las redes sociales como medio para defender la naturaleza y proteger el medio ambiente.

No comprar productos de empresas que destruyen el medio ambiente.

Los veganos y vegetarianos contribuyen con el planeta, ya que no consumen productos de industrias cárnicas y lácteas, que son, justamente aquellos alimentos que más contaminan la Tierra.

No asistir a circos o espectáculos donde utilicen animales.

Reciclar y reutilizar papel, cartón, etc.

Separar el material reciclable del biodegradable.

Nunca desechar el aceite que se usa en las cocina por las cañerías; tan sólo una gota de aceite contamina muchos litros de agua. Lo correcto es verter el aceite en papel periódico u otra clase de papel y luego de recubrirlo arrojarlo a la basura.

Al salir de vacaciones, desconectar aquellos aparatos electrónicos.

Utilizar menos energía eléctrica, y aprovechar la luz del día.

Apagar las luces que no estén en uso.

Al adquirir productos de madera, optar por los que provienen de bosques sustentables, para evitar, de esa forma, la destrucción de bosques nativos.

Ahorrar en combustible. Utilizar a diario la bicicleta o caminar.

Al comprar bebidas, elegir envases retornables.

Nunca comprar productos de piel de animales o cualquier especie en vías de extinción.

No tirar a la basura objetos como: pilas, baterías o medicamentos vencidos. Existen entidades gubernamentales que se ocupan de recoger estos desperdicios.

El medio ambiente es importante, ya que de él obtenemos agua, comida, combustibles y materias primas que sirven para fabricar las cosas que utilizamos cotidianamente. El mal uso de los recursos naturales que se obtienen del medio ambiente, hace que lo esté en peligro.

En el caso del aire y el agua ya están siendo contaminados, los bosques están desapareciendo, debido a los incendios y a la explotación excesiva y los animales se van extinguiendo por el exceso de la caza y de la pesca.

Cuidar el ambiente es cuidar la vida humana. Todos los días vemos los distintos motivos por los cuales es tan importante proteger nuestro ambiente, sin embargo, aún existe gente que se pregunta por qué hay que cuidar el planeta. El ser humano, necesita del medio ambiente para vivir, porque nos brinda todos los recursos naturales que necesitamos para alimentarnos, construir nuestros hogares, tener luz, transportarnos, vestirnos, entre otros.

El medio ambiente alberga al conjunto de componentes, tanto bióticos como abióticos, que rodean a las especies y que le permiten vivir. Nuestro medio ambiente es nuestro soporte de vida así como todos sus componentes: aire, agua, atmósfera, rocas, vegetales, animales, etc. El medio ambiente es un elemento clave para nuestra supervivencia y está siendo afectado peligrosamente por las actividades del hombre.