La Organización mundial de la Salud convocó una reunión de su comité de emergencia, para debatir medidas a tomar respecto del brote de ébola suscitado en el oeste del continente africano en las últimas semanas.

El encuentro se llevará a cabo por los próximos dos días, y se analizará determinar si el brote constituye una emergencia sanitaria pública de preocupación internacional, y de ser así, se tomarían medidas provisionales adecuadas para reducir su propagación.

La portavoz asociada a  la ONU, Vannina Maestracci, advirtió que «al 1 de agosto, el número de casos de ébola era de 1603, incluyendo 887 muertes, en cuatro países: Guinea, Liberia, Nigeria y Sierra Leona».

Peter Piot, descubridor del virus, señalo que la situación tan apremiante requiere que los medicamentos experimentales sean ampliamente utilizados.

El próximo viernes se dará una conferencia de prensa, por parte del subdirector general de Seguridad Sanitaria de la OMS, Dr. Keiji Fukuda, para informar los resultados de la reunión provisional del comité de emergencia.

Matias Narracci