El presidente, Mauricio Macri, dio inicio a la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que se desarrolla en la Argentina. En su discurso inaugural sostuvo que “para la Argentina y Sudamérica es un hecho histórico que la OMC se reúna en la región” y destacó que la cumbre “es un claro gesto de apoyo al multilateralismo”, en medio de la expectativa regional de lograr finalmente un acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea.

“Es responsabilidad de todos afrontar los desafíos del siglo XXI. La Argentina quiere contribuir para un desarrollo equitativo y sostenible”, destacó el jefe de Estado en la Ciudad de Buenos Aires.

Al evento asistieron los presidentes de Brasil, Michel Temer; de Paraguay, Horacio Cartes; y de Uruguay, Tabaré Vázquez; además de representantes de otros países del continente americano, entre los 3500 participantes que tiene el encuentro internacional.

Macri resaltó que la cumbre de la OMC “coincide con una nueva etapa de la Argentina que despierta entusiasmo”. “Permite renovar el firme compromiso con el sistema multilateral de comercio”, aseguró y apuntó: “Es un claro gesto de apoyo al multilateralismo”.

“Estamos convenidos de que el camino es un mundo abierto”, enfatizó Macri frente a mandatarios de la región. Evaluó, además, que hay un “objetivo compartido de un comercio justo basado en reglas claras”.

Es la primera vez que la Conferencia tiene como sede a un país sudamericano y reúne a los 164 miembros de la OMC para debatir y adoptar decisiones sobre las reglas del comercio global.

Entre el lunes y el miércoles se llevará a cabo la sesión plenaria de la que participarán los representantes de los países miembros del organismo multilateral. Las exposiciones se realizarán desde este lunes en el Hotel Hilton, de Puerto Madero, mientras que en el Centro Cultural Kirchner (CCK) se realizará un foro empresarial.

Los miembros de la entidad buscarán avanzar, entre otras cosas, con los temas planteados durante la denominada Ronda de Doha, que impulsa una mayor apertura en la liberación del mercado internacional, con facilidades para los países en vías de desarrollo.

La Argentina intentará puntualmente aumentar sus exportaciones de frutas, hortalizas, vinos, carnes, biodiésel, granos y soja a través de la posible firma de un acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur.

De estos debates participarán el ministro de Producción, Francisco Cabrera; el secretario de Comercio, Miguel Braun, y el subsecretario de Comercio Exterior, Shunko Rojas.