Los investigadores que trabajan en la desaparición de Damián Stefanini cuentan con una nueva pista, luego de que un socio declarara como testigo ante la Justicia. Según fuentes judiciales, el hombre habló sobre un prestamista al que el empresario le debía plata y con quien había acordado una reunión para ese mismo día.

El testigo no reveló el nombre del prestamista. Sin embargo, según consignó el diario La Nación, detalló que la actividad que el prestamista mantiene con Stefanini constituye la principal fuente de ingresos para ambos, entre préstamos y venta de cheques.

Acorde al testimonio, esa suma sería producto del armado de una serie de sociedades anónimas con el objetivo de canalizar fondos cuyo origen los inversores no podrían justificar. Esta trama de negocios es la principal línea de investigación para dar con el paradero del empresario.

Los investigadores están estudiando todas las comunicaciones telefónicas que mantuvo Stefanini en la mañana del 17 de octubre, día de su desaparición. Según trascendió, la última vez que el celular del empresario se conectó a una antena para obtener señal fue a las 11.00 en la intersección de las calles Melo y Mitre, partido de Vicente López. Después, el teléfono fue apagado.

Los investigadores sospechan que no era Stefanini quien manejaba el Audi S4, que registraron las cámaras de seguridad a pocas cuadras de esa intersección, y que posteriormente fue encontrado con pertenencias del empresario.