El empresario anticipó que volverá a la carga en las próximas elecciones de la institución que se realizarán este año. «Por suerte, mucha gente ya entendió que la quiebra era la única solución en aquel momento. No había otra”, destacó el ex dirigente que competirá ante Mariano Cúneo Libarona, Pablo Podestá y Víctor Blanco.

Casi quince años después de decretar la quiebra de Racing, Daniel Lalín se presentará como candidato a presidente en las próximas elecciones de la institución de Avellaneda. Si, el ex dirigente que tramitó la quiebra de la “Academia” en 1998 volverá a la carga para ser el máximo referente de la institución, aunque en los últimos comicios los resultados sido esquivos por la escasa cantidad de sufragios recibidos.

 «Voy a ser candidato a presidente en la próxima elección», ratificó Lalín en una entrevista a Radio La Red. El empresario manifestó que su candidatura se debe a que “mucha gente ya entendió que la quiebra era la única solución en aquel momento. No había otra. Eso permitió que diez años después Racing siguiera existiendo y se ordenara».

Lalín, de poca autocrítica personal por ser el encargado de llevar a uno de los cinco grandes del fútbol argentino a la quiebra, adelantó que en caso de ganar lo comicios modificará el Estatuto para que “los que accedan a la presidencia se responsabilicen con su patrimonio personal si aumentara el pasivo de la institución” y adelantó que invitará a los otros candidatos a presentarse ante escribano público para comprometerse y llevar adelante su propuesta.

Si bien no hay un panorama definidito de quines serán los próximos candidatos a ocupar la presidencia de Racing en las próximas elecciones, Daniel Lalín, ya identificó a sus posibles rivales. “Mariano Cúneo Libarona, Pablo Podestá y Víctor Blanco con alguna alianza seguramente con Miguel Jiménez».