El joven belga superó en la final al tenista local Dominic Thiem por 4-6, 6-1 y 6-3 en el ATP 250 sobre polvo de ladrillo austriaco. Logró el primer título en su carrera tras ingresar al certamen utilizando el wild card.

El torneo de Kitzbühel dejó sorpresas ya que ninguno de los candidatos obtuvo el título y dos jugadores con poca experiencia definieron en una gran final donde Goffin aprovechó el desconcierto de su rival para darlo vuelta y ganar 20 partidos consecutivos, incluyendo tres torneos Challenger.

En el primer set el local Dominic Thiem, 50º y quinto preclasificado, logró quebrarle el servicio a Goffin (78º), y así empezar bien el partido colocándose 6-4 por delante gracias a su potente golpe desde el fondo.

 Pero el belga de 23 años que venia de dejar en el camino al argentino Máximo González, enseguida tomó las riendas del juego en el siguiente parcial y ganó con autoridad 6-1 para definir todo en el tercero.

La tendencia no cambió,  el austriaco de 20 años comenzó a sentir la presión y Goffin creció con el primer servicio ganado (71%) y así terminar ganando el duelo 6-3 tras una hora y 58 minutos de partido.

El belga se quedó con el primer torneo ATP de su carrera y alcanzó la marca de 20 triunfos en forma consecutiva, luego de ganar tres Challenger,  Scheveningen (Holanda), Poznan (Polonia) y Tampere (Finlandia). Se quedó con los 250 puntos y los 426.605 euros en premios.