La presidenta Cristina Fernández de Kirchner arribó hoy por la mañana a Roma, con motivo de un nuevo encuentro con el Papa Francisco. En el aeropuerto de Ciampino, fue recibida por Juan Pablo Cafiero, embajador argentino ante la Santa Sede, y monseñor José Adelino Bettencourt, jefe de protocolo de la Secretaría de Estado del Vaticano.

La primera mandataria llegó acompañada por una nutrida comitiva. Entre otros funcionarios, formaron parte: el senador Aníbal Fernández; el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zanini; el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli; el vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto; el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez y el canciller Héctor Timerman..

La reunión se llevará a cabo mañana en la residencia de Santa Marta. Fernández de Kirchner y la máxima autoridad de la Iglesia Católica, tendrán un almuerzo a solas en el que se trataran diversos temas. Esta es la tercera audiencia entre ambos, desde que el ex cardenal Jorge Bergoglio fue nombrado Sumo Pontífice.

Por su parte, la jefa de Estado partirá mañana hacia Nueva York para asistir a la 69° asamblea general de las Naciones Unidas, ante la que hablará el próximo miércoles. Se esperan repercusiones sobre su discurso, en el marco del conflicto judicial con los fondos buitres. E$n esa misma línea, Argentina ha recibido un amplio apoyo de la comunidad internacional que se vio rubricado luego de la aprobación del proyecto argentino para la creación de una Convención Multilateral, que establece un marco legal regulatorio para los procesos de reestructuración de deuda soberana.

Federico Chiapparrone