Del Potro no encontró su juego y perdió con Agut

El argentino perdió ante el español por 6-1, 4-6 y 7-5 en el ATP 250 sobre la superficie dura de Nueva Zelanda. Estuvo muy errático sin encontrar su juego y no logró levantar el título 21° en su carrera.

El mejor tenista argentino en su primer torneo de la temporada pudo acceder a la final sin ceder un set, pero se topó con un tenista batallador que no perdonó sus dudas, aunque lo positivo es que sumó rodaje de cara el primer Grand Slam en Australia y encima regresó al Top Ten.

Juan Martín Del Potro, 12° del ranking y segundo favorito, salió desconcentrado ante Roberto Bautista Agut (21° y quinto preclasificado) ya que desde el primer juego perdió su servicio mostrándose lento desde el fondo y su rival creció sumando cuatro games consecutivos para terminar adelante contundentemente 6-1 en solo 31 minutos.

El tandilense que llevaba un historial de 3-1 ante el europeo, siguió bajo desde sus puntos ganados con el saque (67% con el primero y 57% con el segundo) pero no otorgó quiebres y su derecha empezó a surtir efecto hasta lograr quebrar en su único intento en el décimo juego 6-4, emparejando la final.

Ya en el último set ambos siguieron firmes desde sus saques, sin chance de break, con el argentino haciendo daño con los aces (9) aunque enfrente el tenista de 29 años devolvió casi todo y aceleró en el undécimo juego robando el servicio, para luego cerrar el duelo incluso levantando un break, terminando arriba 7-5 tras dos horas y siete minutos de partido.

Del Potro que será nuevamente top ten la semana que viene, no pudo sumar su título 21° y cayó en este torneo sin poder repetir lo hecho en 2009 cuando salió campeón, con récord de 20-10 en finales.

Por su parte Roberto Bautista Agut logró su séptimo título (Chennai 2013, Moscú 2014, Valencia y Moscú 2015, Winston-Salem y Masters de Shanghái 2016) cortando la mala racha del año pasado y repitiendo lo hecho en 2016 (superó a Jack Sock) quedando con balance positivo de 7-6 en finales, en el ATP 250 en Auckland al norte de Nueva Zelanda que repartió 561.345 dólares en premios.