El tandilense avanzó a la tercera instancia del US Open al eliminar a Steve Johnson (22°) por 7-6(5), 6-3 y 6-2 luego de dos horas. David Ferrer (13°) o Fabio Fognini (77°) será rival del quien quedó como único argentino en competencia tras la eliminación de Zeballos.

El local seguramente se fue con la moral destruida porque sus ataques costaron más de lo que le dieron (35 errores no forzados y 24 winners, número similares para el subcampeón olímpico pero en el rubro cruzado) pero especialmente porque fue en vano su remontada en el tie-break cuando estaba 1-5, porque pasó de 3-1 en el segundo set a perder los siguiente siete games, y porque tuvo una doble oportunidad de quiebre en el sexto juego del último set pero luego solo ganó dos puntos.

Quince aces tuvo Juan Martín, que además ganó el 85% de los puntos que jugó con su primer saque. El campeón de 2009 no participaba desde 2013 cuando había llegado a segunda ronda (un año antes había sido cuartofinalista). Cuando participó este año de Wimbledon había jugado su primer Grand Slam en más de dos temporadas.

Tendrá más descanso que su próximo rival el sábado porque Fognini y Ferrer cerrarán la jornada. Con el español (dos veces semifinalista y quien alcanzó cuartos en el último Australian Open) cae 3-6 aunque ganó la última vez en Wimbledon 2013. Al campeón en Umag le ganó el único antecedente en Sídney 2015.

El número 142 del mundo no defiende puntos, se aseguró subir veinte posiciones, y si gana un partido más, estará al borde de reingresar al Top 100, donde estuvo por última vez trece meses atrás.

Zeballos (71°) poco pudo hacer ante Nick Kyrgios (16°), quien anotó 27 aces en el 7-5, 6-4 y 6-4, sin permitirle break points (tres veces después de doce oportunidades rompió el australiano). Leonardo Mayer en 2014 había sido el último argentino en tercera fase en Nueva York.