El azuleño se metió en la tercera ronda del ATP 500 de Brasil tras eliminar esta tarde a Martin Klizan (38°) por 6-2 y 6-1 tras una hora y cuarto. Mañana enfrentará a Fabio Fognini (28°) o Pablo Andujar (50°).

Federico aprovechó para ganar su segundo partido en la temporada gracias a los errores del eslovaco en el primer set, y al calor que sufrió el europeo en el segundo, razón por la que recién en el sexto game ganó un juego cuando Delbo sacaba para partido.

El número 63 del mundo finalizó con dos aces y dos dobles faltas (cero y cuatro tuvo Klizan) pero solo 47% de primeros servicios. Además pudo quebrar seis veces, aunque desperdició siete chances y no supo defender el único break point que enfrentó.

La última vez que Delbonis había llegado a cuartos, no pudo seguir avanzando en Stuttgart ante Mikhail Youzhny en julio. Fue el único partido de los cuatro que jugó en esa ronda en 2014 que perdió, ya que en Casablanca llegó hasta la semis, en Niza lo venció Ernests Gulbis en la final, y en San Pablo consiguió su único título (la semana pasada no pudo defenderlo).

Pero desde que en agosto llegó a la segunda ronda en el US Open no pudo ganar un partido, yéndose en la primera fase de Shenzhen, Tokio, Viena, Basilea, Auckland, el Australian Open y San Pablo (incluso perdió en el primer partido de la qualy de Shangai, y llegó hasta la segunda ronda en la clasificación para Paris-Bercy).

Como el año pasado aquí había llegado hasta la segunda fase, subirá unas pocas posiciones, pero de ganar su próximo partido, podría estar en el Top 50 por primera vez en siete meses. A Klizan le había ganado en Winston Salem 2014, donde se había vengado de la derrota ese año en Eastbourne, por lo que este fue el primer enfrentamiento en arcilla a nivel ATP. Pero en Challengers el de Bratislava había ganado en Manerbio 2011 y Marrakech 2012.

Hoy más temprano había perdido Paula Ormaechea (124°) en manos de Anna Schmiedlova (75°) por 6-0 y 6-2 tras menos de una hora. Mañana también tendrá acción Juan Mónaco (66°) ante David Ferrer (9°), con quien tiene ventaja de 4-3 (3-2 en polvo de ladrillo), aunque las últimas dos veces en esa superficie prevaleció el español en Hamburgo 2009 y Acapulco 2011 (luego Pico ganó en la semifinal de Valencia 2011).