El argentino superó al serbio Filip Krajinovic por 1-6, 6-3 y 6-4 en el torneo sobre polvo de ladrillo italiano. El azuleño cosechó su tercer título del año en esta categoría y el séptimo en su carrera para quedar cerca del Top 50.

Tras la dura derrota en Copa Davis ante el belga Steve Darcis en semifinales, Federico Delbonis no tuvo una buena presentación en Metz quedando fuera en primera ronda, decidió ir a lo seguro sobre canchas lentas y solo cediendo un set en el certamen volvió a levantar un título en la temporada.

En el primer parcial Delbonis, 67° en el ranking y máximo favorito, empezó dubitativo y el serbio Filip Krajinovic (98° y quinto clasificado) no le dio chances quebrando rápidamente para adelantarse con contundencia 6-1.

El azuleño se tranquilizó haciéndose fuerte desde el fondo de la cancha, pudiendo arrebatarle el servicio en dos oportunidades e igualar el pleito tras imponerse con comodidad 6-3 y llevar todo al tercero.

El duelo fue intenso en los primeros games pero el argentino aprovechó un desconcierto del europeo (0/3 en segundo saques ganados) y pudo quedarse con dos quiebres de tres posibles a base de una buena defensa (4/5 en quiebres 80%) robándole el saque cuando sacaba 5-4, llevándose el duelo por 6-4 tras una hora y cuarenta minutos de partido.

Así el tenista de 24 años alcanzó su tercer Challenger del año tras los obtenidos en Milán y Sarasota, sumando el séptimo en su carrera en el torneo romano que repartió 42.500 euros en premios (subirá al puesto 57°).