La Cámara Federal de Casación Penal deberá decidir si rechaza o confirma la denuncia que el fiscal Alberto Nisman formuló contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por presunto encubrimiento de prófugos iraníes en el atentado contra la AMIA.

Es que el Tribunal porteño concedió la apelación del fiscal general Germán Moldes contra la desestimación de esa denuncia que había hecho Casación, en consonancia con la resolución del juez federal Daniel Rafecas.

La Sala I de la Cámara concedió por unanimidad la apelación y ahora intervendrá Casación, que deberá decidir si confirma la desestimación de la denuncia o dispone la puesta en marcha de la investigación.