Fue como producto de un derrame de fosfuro de aluminio en el sistema cloacal. La zona afectada es la misma en donde, la semana pasada, otro derrame causó la muerte de una joven de la zona.

La ciudad de Quequén fue víctima, una vez más, de un derrame tóxico. En este caso, se trata de un escape de fosfuro de aluminio proveniente del sistema cloacal, el que generó que varias familias de esa  localidad fueran evacuadas por la Policía local.

Autoridades de Quequén, procedieron a la urgente evacuación de varias familias que habitan en la zona, comprendida entre las calles 505, 507, 534 y 536. Ese mismo territorio, la semana pasada,  fue afectado por un derrame de iguales características, el que produjo la muerte de la joven Melisa Beatriz Núñez, habitante de esa ciudad.

El operativo de evacuación contó con la actividad de bomberos y efectivos de la Policía Ecológica y con la cooordinación de funcionarios municipales. Además, tres personas debieron ser trasladadas al Hospital Dr.Emilio Ferreyra de la ciudad de Necochea, por cuestiones de salud, según infomaron fuentes policiales.

Tras la evacuación, se procederá a un nuevo lavado de las cloacas a fin de extraer los restos tóxicos que permanecen en la zona, indicaron autoridades de Quequén.