El operativo fue llevado adelante con topadoras y camiones, sin que se registraran víctimas ni heridos, y según las primeras informaciones, sin enfrentamientos con los puesteros.

El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, explicó que los puestos involucrados «se encontraban instalados» en lo que se llama el Camino de Sirga «que había sido liberado hace varios años por la comuna».

Explicó que Lomas de Zamora «fue el primer municipio» que dio cumplimiento al llamado «fallo Mendoza» de la Corte Suprema de Justicia, que ordenó la liberación de las márgenes del Riachuelo hasta una distancia de 35 metros.