Las autoridades dijeron que el tren en dirección sur golpeó una pared del túnel justo antes de las 10 de la mañana, causando el desvío de dos formaciones cerca de la estación de la calle 125 en Harlem. El accidente estaba siendo investigado, según lo informado por la Oficina de Administración de Emergencias de la ciudad.

«Una señora comenzó a tener un ataque de pánico y la mayoría de la gente usaba sus prendas para no respirar el humo provocado por el accidente. Varias personas estaban llorando», dijo un pasajero en Twitter antes de ser evacuado.

Tras el accidente, el servicio fue suspendido en varias líneas de metro entre el Upper de Manhattan y el norte de Brooklyn, de acuerdo a lo confirmado por la Autoridad Metropolitana de Transporte. Las autoridades dispusieron autobuses gratuitos entre Columbus Circle y el centro de Manhattan y los puntos al norte hasta la calle 145.

El sistema de metro de la ciudad, que transporta a 5,7 millones de pasajeros en un típico día laboral, fue objeto de críticas cada vez mayores en los últimos meses debido a retrasos e infraestructuras en malas condiciones.

Desde The Riders Alliance, una organización de pasajeros de metro y ómnibus en Nueva York, culpó al descarrilamiento del gobernador del estado, Andrew Cuomo.