La jueza de La Plata, Marcela Garmendia ordenó la detención de seis comisarios de la Policía Bonaerense. Los jefes policiales están acusados por asociación ilícita y percepción de dádivas en causas vinculadas a la recaudación ilegal y el vínculo con el juego clandestino.

En un megaoperativo hecho a principios de abril, encontraron 36 sobres que contenían 153.700 pesos en la sede de la Departamental de La Plata. Estaban rotulados con nombres, apellidos o dependencias. La Justicia investiga el origen de la plata y por qué estaban los nombres de los policías escritos en ellos.

Cuando los funcionarios de la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad provincial hicieron el arqueo establecieron que había $ 153.700. Según fuentes judiciales, ese dinero correspondería a las coimas que algunos comerciantes de la jurisdicción pagaban por tener custodia policial en las esquinas de sus locales.

Las órdenes de detención llegan después de las pericias caligráficas de los 35 uniformados sospechados que incluyen comisarios, subcomisarios y jefes de calle de comisarías de la capital bonaerense.

Se trata de los comisarios Raul Frare y Federico Máximo Jurado, hombres que se encuentran en funciones. Según informó el diario Clarín, la lista la completan el exjefe de la Departamental, Darío Camerini; el exsegundo, Roberto Carballo; el exsecretario de la repartición, Walter Skramowsky y el exjefe de calle, Ariel Huck. Se presume que formaban parte de una red de recaudación ilegal.