Mientras se prepara la conferencia de prensa del nieto de Carlotto, otra nieta recuperada, María Victoria Moyano, miembro del Ceprodh (Centro de Profesionales por los Derechos Humanos) habría sido detenida esta mañana por apoyar  el reclamo de los trabajadores de Lear.

María Victoria Moyano Artigas, fue detenida por la Gendarmería Nacional  junto a Guido Pistonesi, también miembro del Ceprodh y militante del PTS durante la protesta llevada adelante esta mañana en Panamericana por el conflicto en la autopartista Lear y según Sergio Berni, habría otros dos detenidos. Además de los  miembros Ceprodh, se encontraban Elia Aspen, miembro de Madres de Plaza de Mayo, línea fundadora, el diputado Christian Castillo y el diputado por Mendoza, Nicolás del Caño.

María Victoria es una nieta recuperada por Abuelas de Plaza de Mayo. El 30 de diciembre de 1977 secuestraron a su madre con un embarazo de cuatro meses y Victoria  nació en el Pozo de Banfield; su madre está desaparecida. Fue entregada al hermano de un comisario y fue su maestra de primer grado la que denunció el caso a las Abuelas de Plaza de Mayo para recuperar su identidad en 1987, donde se enteró además que por parte de su madre es descendiente de Gervasio Artigas. Los gendarmes esta mañana, como en otras épocas, rompieron los vidrios del auto y barretearon para arrastrarla y llevarla detenida.
Todo comenzó cuando los trabajadores de Lear bloquearon el tránsito en la autopista Panamericana  reclamando la reincorporación de unos 110 obreros despedidos y el fin de otras 200 suspensiones sin goce de sueldo. Los manifestantes contaron con el apoyo de un grupo de trabajadores de otra empresa autopartista, quienes se sumaron a la protesta con sus autos.

El conflicto viene desde el 28 de Mayo, cuando Lear suspendió a 330 trabajadores y luego, al menos un centenar recibió telegramas de despido. El plan de la empresa es expulsar a los trabajadores para sustituir la mano de obra nacional que provee a empresas automotrices como Ford por piezas importadas. El delegado Rubén Matu de LEAR dijo esta mañana a la agencia de noticias DyN que «70 trabajadores» permanecían despedidos, luego que algunos cesanteados firmaran acuerdos de retiro. «Reclamamos reincorporaciones y protestamos contra el ‘lock out’ patronal de la empresa que, ayer, suspendió de forma ilegal a todo el personal con el único objetivo de no cumplir los fallos judiciales que imponen el reingreso en la fábrica de los delegados», enfatizó el gremialista de base.»Lear se maneja como si se tratara de territorio norteamericano, donde la legislación argentina no rige, violando resoluciones ministeriales y doce fallos judiciales», manifestó. «Por eso exigimos el fin del lock out, el ingreso inmediato de los delegados y la reincorporación de todos los despedidos».

Por su parte, el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich en una insólita declaración culpó al Partido Obrero y demás partidos de izquierda por “hostigar el funcionamiento de las empresas”, mientras al mismo tiempo los acusaba de “estar con la patronal”, cuando son las fuerzas represivas del Estado las que están defendiendo a la patronal norteamericana mientras los trabajadores se niegan a abandonar sus puestos de trabajo y al proceso de desindustrialización que emprende Lear y otras autopartistas apoyadas por el gobierno para sustituir trabajo argentino por trabajo chino como en la década menemista.

Fuente : Clarin/ Telam

@yesicastekli