Al menos 32 personas murieron en México por un terremoto de magnitud 8,2 en la escala de Richter que se produjo a las 23:49 del jueves, hora del centro del país (1:49 del viernes hora Argentina). El epicentro se localizó frente a las costas de Chiapas y el estado más golpeado es Oaxaca, donde residían la mayoría de las víctimas fatales.

Se trata del sismo más fuerte en magnitud registrado en el país junto a uno que ocurrió en 1932 en la ciudad de Jalisco y que causó alrededor de 400 muertos. El último que había tenido una fuerza simiar fue el ocurrido el 19 de septiembre de 1985 en la Ciudad de México que dejó 10.000 muertos, según fuentes oficiales, cifra que la Coordinadora Única de Damnificados elevó a 45.000. Ese movimiento es muy recordado además porque se produjo ocho meses antes del comienzo del Mundial que ganó Argentina y que puso en peligro la designación de México como sede.

En esta ocasión el movimiento oscilatorio duró cerca de dos minutos, fue sentido por alrededor de 50 millones de personas y en poco tiempo produjo más de 130 réplicas, algunas de ellas fuertes.