El argentino convirtió un doblete en la victoria sobre el Angers por 5 a 1.. El primero con una volea tremenda afuera del área, mientras que en el segundo definió de sombrerito. Los parisinos siguen de racha y se encaminan al título cuando aún falta mucho por disputar.

La gran pregunta de la Ligue 1 en Francia es quien podrá detener el paso avasallante que tiene el Paris Saint Germain. Líder e invicto, el conjunto capitalino parece no tener rival que le haga, al menos, un poco de sombra. Hoy, se despachó sin inconvenientes al Angers (cuarto en la general) por 5 a 1, con ratos de muy buen fútbol y con el argentino Di María como gran figura.

PSG, sin Pastore (lesionado) y Lavezzi, arrancó parejo y sin respiro. Demasiado no tuvo que transpirar para irse a los vestuarios con la cómoda ventaja de dos goles gracias a las apariciones de Zlatan Ibrahimovic y Lucas Moura. En el complemento, fue todo del conjunto conducido por Laurent Blanc, que estiró mediante Van Der Wiel y se bancó el descuento del Angers por intermedio de Capelle.

Di María, que había participado activamente en el juego y se dio el lujo de meter un taco en la ofensiva que terminó con el segundo tanto de los parisinos, comenzó su show. Convirtió el cuarto tanto con una volea tremenda desde afuera del área y luego definió el resultado final con una definición de sombrero por encima del arquero para decretar el 5 a 1.

Con la goleada, el PSG continúa invicto, sumó 60 puntos y estiró la ventaja a 24 unidades sobre el Mónaco (36), su inmediato perseguidor. Por su parte y pese a la derrota, Angers se mantiene en la cuarta ubicación con 34.

El resto de la fecha 22 de la Ligue 1 se completa con: Niza-Lorient; Nantes-Burdeos; Montpellier-Caen; Lille-Troyes; Guingamp-Bastia; Monaco-Toulouse; Reims-Saint Etienne; y Lyon-Olympique de Marsella.