Esta fecha se celebra en conmemoración del aniversario del fallecimiento de la educadora y escritora Rosario Vera Peñaloza, considerada  “Maestra de la Patria”, el 28 de mayo de 1950;  quien dedicó su vida a la enseñanza y fundó el primer jardín de infantes argentino.

El Consejo Nacional de Educación le había encomendado a Peñaloza la formación del Primer Museo Argentino para la Escuela Primaria, hoy Complejo Museológico del Instituto Félix Bernasconi. Luego de una admirable trayectoria, llegó a Inspectora de Enseñanza Secundaria, Normal y Especial.

En su honor, se conmemora el día de la Maestra Jardinera y el día de los Jardines de Infantes, nombre que deriva de “Kindergarten” (jardín de niños) que les dio Johann Heinrich Pestalozzi.

Resaltamos el valor esencial de la educación que rige desde los primeros años de vida o desde la primera infancia, en cuanto a «apoyar y apostar por un crecimiento saludable y armónico, e incentivar de manera integral el desarrollo del potencial de aprendizaje en el niño».

El Jardín de infantes constituye una de las primeras experiencias vinculantes del ser humano, externas al ámbito familiar, a partir de las cuales éste logra forjar una identidad escolar única que perdurará durante largo tiempo en su vivencia personal.