«La cantidad de ruido que puede soportarse sin que moleste, es inversamente proporcionar a la capacidad mental de las personas».

La fecha se establece con el propósito de promover el cuidado del ambiente acústico, la conservación de la audición y la concienciación sobre las molestias y daños que generan los ruidos.

Las consecuencias del ruido en la ciudad, como otros agentes contaminantes, genera efectos negativos en el ser humano, tanto fisiológicos como psicosomáticos, y forma parte de uno de los problemas medioambienmtales más severos.
 La lucha para enfrentar este factor debe ser individual y colectiva.

Por lo tanto,  el problema obliga a una urgente concienciación y colaboración ciudadana conjunta, así como la implentación de medidas ompetentes y normativas adecuadas que promuevan el cuidado del ambiente y la salud social.