En mayo, quienes padecen la enfermedad de celíaca tiene un día en su honor. Se trata del 5 de mayo, fecha señalada en la agenda internacional como Día Mundial del Celíaco o Día Internacional de la Enfermedad Celíaca.

¿Qué es la celiaquía?

La celiaquía es la intolerancia al gluten que contienen cuatro tipos de cereales: el trigo, la cebada, la avena y el centeno. El cuerpo del celíaco reacciona violentamente a la ingesta de estos cereales, produciendo daños intestinales y, por tanto, escasa absorción de los nutrientes que el organismo. Siguiendo este enlace se pueden obtener más detalles sobre las características de la enfermedad celíaca, los síntomas que presenta y las recomendaciones a tener en cuenta.

El Día del Celíaco: crear conciencia sobre esta condición

La conmemoración del Día del Celíaco tiene como objetivo crear conciencia sobre la existencia de esta condición en un doble sentido.

En primer lugar, en numerosos países los enfermos celíacos carecen de cualquier tipo de legislación protectora o de atención específica en materia de salud. La celiaquía es una condición crónica y, aunque en principio no hay ningún tratamiento médico específico necesario que requiera de medicamentos u otro tipo de terapias, el costo de los alimentos especiales que debe consumir el enfermo celíaco, en una sociedad que ha sido definida como la “sociedad del trigo”, es sumamente elevado.

Además, quienes han sido diagnosticados como celíacos a una edad tardía y, por tanto, han comenzado una dieta libre de gluten tardíamente, pueden presentar numerosas enfermedades no asociadas directamente con la condición celíaca, pero que sí encuentran su origen en la anemia que, por lo general, la celiaquía produce en la persona.

Así, el 5 de mayo, Día del Celíaco, es una fecha importante para las asociaciones de celíacos en todo el mundo que demandan a los respectivos gobiernos leyes protectoras específicas para este sector de la población y reconocimiento por parte de las prestadoras de salud de su condición.