«Donde existe la esclavitud, es negada la dignidad humana, y avergüenza a todos los que dicen ser misericordiosos o comprometidos con los débiles y vulnerables del mundo. Los derechos humanos no son otra cosa sino la insistencia en la erradicación de la esclavitud y de la coerción en todos los aspectos de la vida. Pero aún así, en el umbral del nuevo milenio, seguimos encontrando formas viejas, y lamentablemente, nuevas de esclavitud. Miles de personas de todo el mundo viven y mueren como esclavos en una forma u otra». K. Annan

Esta fecha se centra en la importancia de la erradicación de las formas contemporáneas de esclavitud, como la trata de personas, la explotación sexual, las peores formas de trabajo infantil, el matrimonio forzado y el reclutamiento forzoso de niños para utilizarlos en conflictos armados.

En la actualidad, existen 21 millones de mujeres, hombres y niños esclavizados en el mundo. La Organización Internacional del Trabajo (OIT), se ha asociado con actores, defensores de los derechos humanos y deportistas de renombre internacional para poner fin y concientizar en torno a estas atroz forma de relación humana.

Anualmente, millones de personas -en su mayoría mujeres y menores-, son engañadas, vendidas, coaccionadas o sometidas de alguna manera a situaciones de explotación de las cuales no pueden escapar. Estas formas constituyen la mercancía de una industria mundial que moviliza miles de millones de dólares, dominada por facciones organizadas que operan sistemáticamente a nivel mundial.