A lo largo de los últimos años se han creado campañas para crear conciencia sobre sus riesgos y evitar problemas, pero aún así, muchas personas se enfrentan a consecuencias inesperadas de esta grave enfermedad.

Diversos gobiernos e instituciones médicas están trabajando en conjunto para combatir algunas consecuencias inesperadas derivadas de la diabetes. «Las personas que presentan una enfermedad mal curada tienen un mayor riesgo de contraer problemas bucales, de encías y enfermedades gingivales», aseguran los expertos.

No suele ser muy extraño que las personas detecten las primeras consecuencias inesperadas de la diabetes manifestando problemas bucales.

Además, en los últimos tiempos, se pudo comprobar una mayor  tasa de pérdida auditiva en personas con diabetes que en personas con niveles de glucosa en sangre normales. Esto se puede descubrir a través pruebas que miden la capacidad de los participantes para oír frecuencias bajas, medias y altas en ambos oídos. Por lo que quienes padezcan este tipo de afecciones pueden presentar síntomas como, vértigo, zumbidos y problemas de equilibrio.

Otra de las consecuencias inesperadas de la diabetes son las infecciones de la piel en donde suelen aparecer problemas de resequedad causados por la presencia de elevados niveles de glucosa en sangre.

Muchas personas diabéticas manifestaron además problemas como apneas obstructivas del sueño, definidas como un problema respiratorio común y que suele pasarse por alto. Se presenta cuando hay colapsos intermitentes y repetidos de las vías aéreas durante el sueño.

Los expertos recomiendan a las personas que padecen esta enfermedad llevar dietas saludables y un estilo de vida activo, lo que permitirá llevar con mayor aceptación las consecuencias derivadas que con el tiempo puedan producirse.