El protagonista de “El renacido” está más cerca de su primera estatuilla dorada tras recibir ayer el premio del sindicato de actores, que rara vez discrepa de la decisión de la Academia de Hollywood. Brie Larson fue la mejor actriz.

En los 21 años que se entrega este premio, el 66% coincidió con lo ocurrido en los Oscars, y hace nueve ceremonias que el ganador aquí repitió en el Teatro Dolby. DiCaprio, quien interpreta a un forajido a principios del siglo XIX que busca venganza tras haber sido abandonado al ser dado por muerto por su grupo, venía de cuatro nominaciones sin éxitos aquí, además de quedarse con las ganas las veces que fue candidato con el resto del reparto.

Al igual que el 28 de febrero, compartió categoría con Bryan Cranston de “Trumbo”, Michael Fassbender de “Steve Jobs” y Eddie Redmayne de “The danish girl” – ganador el año pasado por “Theory of Everything”. Johnny Deep también fue candidato por “Black Mass”, aunque el último lugar en los Oscars lo ocupa para Matt Damon por “The Martian”.

Brie Larson, quien al igual que Leo venía de ganar el Globo de Oro, obtuvo el trofeo en su primera nominación por la interpretación de una madre que estuvo secuestrada por ocho años en una habitación junto a su hijo en “Room”. Quedó por delante de Saoirse Ronan de “Brooklyn”, Sarah Silverman de “I smile back” y las oscarizadas Cate Blanchett de “Carol” y Helen Mirren de “La dama de oro”.

Alicia VIkander había sido catalogada como actriz principal en los Golden Globes por “The danish girl”, por lo que no había tenido oportunidad de ser reconocida. Pero esta vez como actriz de reparto subió al escenario antes que Rooney Mara de “Carol”, Rachel McAdams de “Spotlight”, Hellen Mirren de “Trumbo” y Kate Winslet de “Steve Jobs” (había ganado el Globo de Oro). “Spotlight”, que llegará en dos semanas a Argentina, ganó el premio a mejor reparto.

Idis Elba fue uno de los protagonistas de la noche al llevarse dos estatuillas. Primero por actor de reparto en la película de Netflix “Beasts of no nation” (no había podido en el Globo de Oro contra Sylvester Stallone de “Creed”, pero ni siquiera es candidato al Oscar), y por el papel en “Luther” dentro de las miniseries.

En esa categoría ganó Queen Latifah por “Bessie”, mientras que en las series dramáticas fueron mencionados Kevin Spacey  de “House of Cards” y Viola Davis de “How to get away with murder”. Jeffrey Tambor sumó un premio más por su papel en “Transparent”, así también como Uzo Aduba de “Orange is the new black”. La comedia de Netflix además tuvo el premio a mejor reparto en el género, mientras que “Downton Abby” ganó dentro de los dramas.