Consumada la victoria ante Vélez, en el Cilindro, Cocca admite que su equipo obtuvo efectividad ofensiva y está sólido.

Tras la dura derrota en el clásico frente a Independiente, y luego contra Lanús, dejaban en jaque a la Academia. En ese momento el técnico sostenía: “Llegamos mucho y convertimos poco, nos llegan poco y nos convierten mucho”.

Hoy en día el plantel ha mejorado y creen que continuará en crecimiento, ya que hasta el presente se logró la segunda mejor campaña de los últimos diez años; disputando doce fechas. Manteniendo la cordura y siendo sinceros con la ventaja que acarrea River, el técnico expresó lo siguiente en Óle: “Este Racing tiene cosas de equipo ganador. Recuperamos el equilibrio defensivo que habíamos perdido y somos contundentes arriba. Debemos mantener eso y seguir incorporando cosas».

Los principales aportes que facilitaron el trabajo del entrenador son las actuaciones tanto de Milito como Bou, además de la habilidad de Centurión. “Nos debíamos un triunfo en nuestra cancha, más allá de que la gente demostró que aún perdiendo con Rafaela, se va contenta si le dejamos una buena imagen. El equipo genera expectativa, los muchachos se matan adentro de la cancha, transmiten… En el segundo tiempo con Vélez tuvimos nervios y miedo de que se nos escaparan los tres puntos. Por eso nos metimos un poco atrás. Si queremos seguir prendidos, habrá que demostrar personalidad para aguantar esa presión. Es el paso que nos falta dar para continuar con el crecimiento», sentenció Diego como conclusión.