La presidenta Dilma Rousseff se manifestó en su cuenta de Twitter tras los cacerolazos y abucheos generalizados en San Pablo del domingo. En plena crisis económica, la primera mandataria utilizó la red social para aquietar las aguas y llevar tranquilidad a los ciudadanos.

«Es verdad que Brasil pasa por un momento difícil pero ni por lejos está viviendo una crisis de las dimensiones que algunos dicen que estamos viviendo”, remarcó Rousseff a través de la cuenta @dilmabr. Vale recordar que los conflictos sociales en Brasil empezaron a hacerse sentir poco antes del mundial de 2014, cuando cientos de manifestantes se quejaron abiertamente por el elevado gasto público que demandó realizar el evento futbolístico más importante del mundo.

Rousseff aseguró que el gobierno brasilero hará lo posible por garantizar la recuperación económica para fines de 2015, con medidas que incluyen nuevas concesiones en infraestructura y una tercera fase de su programa de inversión.

Paula ORTEGA

@pauleeh