La decisión que tendrán que tomar los diputados de la Nación en cuanto a la definición de la situación de Julio de Vido está pronta a llegar a su fin. El debate en torno a la situación del ex Ministro se precipitó a partir del pedido de indagatoria, desafuero y detención por parte del fiscal Carlos Stornelli, por presunta malversación de fondos que debían destinarse al complejo Río Turbio.

El bloque de Cambiemos junto con el massismo, el bloque Justicialista, los Progresistas y algunos aliados podría reunir 150 votos. El inconveniente es que se necesitan 172 (dos tercios del total de la Cámara) para asegurar la remoción de De Vido.

La posición que tomarán los pequeños bloques provinciales y el Frente de Izquierda determinarán el futuro del diputado.

«El artículo 66 de la Constitución no deja dudas en cuanto a la inconstitucionalidad de una eventual remoción del diputado De Vido. Nuestro bloque no va a acompañar una exclusión, sea quien sea, que se pretenda aprobar en contra de un precepto constitucional», expresaron desde el Frente Cívico por Santiago del Estero. El bloque responde a Gerardo Zamora, el ex gobernador y presidente provisional del Senado en el final del mandato de Cristina Kirchner, y cuenta con seis integrantes.

El Frente de la Concordia Misionero tomará la misma determinación. Jorge Franco remará durante su discurso todas las obras que el ex ministro de Planificación gestionó en la provincia. Los cinco miembros del Movimiento Evita tampoco apoyarán la expulsión.

Además, desde la Izquierda, hubo pronunciamientos en contra de la «maniobra hipócrita», como denominaron a este caso.