En un primer turno, la Cámara de diputados convirtió en ley por 133 votos contra 107 la ratificación de los acuerdos de cooperación económica y tecnológica suscriptos entre Argentina y China con fines pacíficos y la construcción de una estación espacial en la provincia de Neuquén.

Luego de ello, muy avanzada la madrugada logró aprobar el polémico proyecto de la Nueva Ley de Inteligencia.