Es fundador del comedor comunitario Padre Carlos Mugica. Fue distinguido en la Legislatura porteña, tras ser convocado por las diputadas kirchneristas Lorena Pokoik y Paula Penacca.

El dirigente Teófilo Tapia,  tradicional dirigente de la villa 31 y fundador del comedor comunitario Padre Carlos Mujica, fue distinguido ayer como ciudadano ilustre a través de una ceremonia que se realizó a las 18 en el salón Perón de la Legislatura porteña.

«Tapia llegó a la Villa 31 en el año 63 y desde ahí comenzó su lucha por los derechos villeros junto al Padre Carlos Mugica. Es un ejemplo de vecino y de ciudadano, se levanta todos los días a las cuatro de la mañana para darle de comer a las personas que frecuentan su comedor y para seguir luchando por la tan ansiada urbanización del barrio», informó Pokoik, promotora de la ley que dio origen a la distinción.

Teófilo Tapia lleva más de 40 años en la villa 31, vio nacer el barrio y convivió en las luchas junto a los vecinos para resurgirlo tras la última dictadura militar en donde se intentó hacerlo desaparecer. Fue compañero de batallas del Padre Carlos Múgica y hoy preside el comedor comunitario donde alimenta diariamente a más de 500 personas.