Divididos festeja el 20º aniversario de “Vengo del placard de otro”

Divididos festeja el 20º aniversario de “Vengo del placard de otro”

Se acaban de cumplir 20 años del lanzamiento de un álbum clásico del grupo Divididos: “Vengo del placard de otro”, y suena en todas las tiendas digitales.

Salió en 2002 y tenía grandes canciones como: “Cajita musical”, “Pepe Lui”, “Villancico del horro”, “Ay qué dios boludo” y una poderosa versión de “Despiértate nena” de Pescado Rabioso.

“Vengo del placard de otro” fue el séptimo álbum de estudio del trío formado por Ricardo Mollo, Diego Arnedo y Jorge Araujo. Fue grabado casi todo en los estudios Del Abasto al Pasto, en Buenos Aires, salvo el tema “Guanuqueando”, que fue grabado en vivo en El Pucará de Tilcara con el folklorista Ricardo Vilca.

El disco tiene rock energético, pop sencillo, orquestaciones casi cinematográficas, un villancico deforme, funk y folklore. Divididos aquí mezcló distintos estilos y una amplia gama de instrumentos y sonidos, incluso una sección orquestal con doce violines, cuatro chelos, fagot, corno y flautas.

Según contaron ellos mismos, “Después de trece años, nos encontramos con el verdadero significado de la palabra Divididos. Hace mucho el periodista Tom Lupo nos dijo que divididos venía de diversidad. Y éste es nuestro disco más diverso y, por ende, el más Divididos de todos”.

El lanzamiento fue en el medio de una profunda crisis económica y política del país. Dijo Mollo, “Si bien estamos viviendo una crisis social muy fuerte, es el disco de las ganas, hecho por el entusiasmo de personas que quieren seguir haciendo las cosas con ganas”.

Y agregó: “Todos los temas del álbum en algún momento pasan por reflejar una realidad del país. Tenemos una manera de escribir muy especial que a veces evade un hecho puntual de la realidad, pero somos hijos de esta tierra, por eso en cada tema hay una frase que está relacionada a todos”.

Según Diego Arnedo, “Creo que en el disco hay una muestra de lo tragicómico de la sociedad argentina. Desde la ironía, desde el humor y desde lo drástico también”.

La tapa es la foto de una morcilla, y la banda tenía una explicación para poner esa sangre cocida y envuelta en tripa: “La morcilla es un poco como el moretón argentino. La morcilla es un argentino cagado a palos. ¿Hay algo más argentino que una morcilla? Representa el machucón de los que vivimos acá”.

“Vengo del placard de otro” fue el último trabajo en estudio de la banda hasta el lanzamiento de “Amapola del 66”, ocho años después, en 2010. En el medio sólo sacaron un disco en vivo y muchos compilados armados por las discográficas.

A 20 años de “Vengo del placard de otro” de Divididos, estas son sus canciones:

Disfruta de su música en TanGo Diario