El campeón defensor accedió a la última fase del Masters 1000 de Roma tras eliminar esta mañana a David Ferrer (8°) por 6-4 y 6-4 tras poco más de una hora y media. Roger Federer (2°) o Stanislas Wawrinka (9°) será su rival de mañana.

El serbio – que en los partidos anteriores había tenido que ganar en tres sets – finalizó con cuatro aces y no cometió errores no forzados, además que salvó los tres break points que enfrentó. A su vez generó cinco oportunidades, de las cuáles aprovechó dos, pese a que en total ganó siete puntos menos con la devolución que el finalista en 2010.

Nole lleva 22 victorias seguidas, siendo Federer el último en superarlo en la final de Dubái a finales de febrero. El historial ante el español quedó 15-5 con nueve triunfos seguidos, sin caídas desde el Round Robin del Masters de Londres de 2011.

Ferrer, campeón en Doha, Acapulco y Río de Janeiro, viene de llegar a cuartos de final en Madrid, y además superó por una instancia el resultado de los últimos dos años aquí. El número uno del mundo ganó los cuatro Masters que jugó en 2015 – se ausentó en España -, por lo que en caso de revalidar el trofeo tendrá su mejor temporada, igualando lo logrado en 2011, cuando además ganó tres Grand Slam.

Ante Roger pierde en el historial por 18-20 (3-4 en polvo de ladrillo), habiéndole ganado este año en la final de Indian Wells, pero cayó en la definición de Dubái. Las dos veces que se vieron en el Foro Itálico prevaleció el de Belgrado en la semifinal de 2009 y 2012. Frente a Wawrinka – que viene de eliminar a Rafael Nadal en sets corridos – tiene ventaja de 17-3, con triunfo este año en la semifinal del Australian Open, y cuatro triunfos seguidos en polvo de ladrillo (solo perdió en esa superficie en la final de Umag 2006, en su primer antecedente).

Más tarde se decidió que la final femenina, que comenzará a las 8:30hs, sea entre Carla Suárez Navarro (10°) – superó a Simona Halep (2°) por 2-6, 6-3 y 7-5 – y María Sharapova (3°), quien subirá una posición en el ranking luego del 7-5 y 6-3 a Daria Gavrilova (78°), quien había llegado desde la clasificación. El historial está 3-1 para la rusa – este año le ganó en Brisbane – , pero nunca se vieron en cancha lenta.