El serbio venció al japonés Kei Nishikori por 6-3 y 7-5 en el Master 1000 sobre superficie dura canadiense. Obtuvo el séptimo título del año, el cuarto en este certamen y el 66° en su carrera para el mejor de la actualidad.

Nadie duda que tras el descenso de grandes como Roger Federer y Rafael Nadal, el serbio se ha hecho cargo del reinado del tenis ya hace tiempo, y hoy tras su paso el falso por Wimbledon volvió a demostrar porque es el mejor en la actualidad.

En el primer parcial el Uno Novak Djokovic del mundo le quebró el servicio a Kei Nishikori (6° y tercer favorito) en el sexto juego y se puso 4-2 arriba, donde pudo dominar la ventaja tranquilamente llevándoselo 6-3 en solo media hora de cotejo.

Todo hacia entrever que en el segundo parcial el serbio iba a tener encaminada la victoria tras robarle el saque cuando iban 1-1 iguales, pero el japonés que este año había caído ante el serbio en el Master de Miami, se recuperó empatando igualó rápidamente con 3 game por lado.

Allí el nacido en Belgrado creció con el 81% de primeros servicios ganados y provocó el error en el oriental cuando iban 5-5, quebrando nuevamente y cerrando el duelo 7-5 tras una hora y 22 minutos de partido.

Djokovic alcanzó el séptimo título del año (Doha, Australia, Indian Wells, Miami, Madrid y Roland Garros) sumando el cuarto en esta tierra (2007, 2011 y 2012) sumando 30° gritos en Masters 1000 y el 66° de su carrera con 29 años.

Dejó el historial 10-2 ante el japonés al que venció en la final del Master de Miami este año, quedando con un récord formidable en finales de 66-27 y solo por debajo de Ivan Lendl quién posee más torneos en Canadá con 6.

Nishikori en su tercer final de Masters no pudo alzarse por primera vez tras caer frente a Rafael Nadal en Madrid 2014 y ante el serbio en Miami, perdiendo también esta temporada en Barcelona ante el mallorquín, con un balance de 11-8 en finales (solo ganó este año en Memphis).

Djokovic uno del mundo sumó, otro 1000 puntos en el Masters de Toronto, Canadá, donde ganó sin ceder un solo set, en el certamen que repartió 4.089.740 dólares en premios.